Juegos de Mesa en la Historia, (Pt.1)

Atendí Blizzcon 2017, una conferencia para todos los ​gamers​- individuos que juegan videojuegos profesionalmente o con mucha frecuencia- del mundo.

image-16

Yo y treinta mil otros fanáticos de juegos publicados por Blizzard Entertainment fuimos a el centro de convenciones de Anaheim para dos días llenos de videojuegos. ​Gamers​ vinieron de todos lados del mundo para participar en los nuevos lanzamientos, nuevos personajes, nuevos niveles, y por supuesto La Copa del Mundo Overwatch, un juego basado para equipos de tiradores con cientos de miles de seguidores devotos.

Vi La Copa del Mundo Overwatch desde el estadio donde miles estaban viendo cómo el equipo Surcoreano destruía a los demás. Los Surcoreanos son legendarios por sus habilidades y son vistos por muchos como inquebrantables. Hasta el equipo de Francia dijeron que ganar La Copa del Mundo Overwatch sería genial, pero ganarle a Corea del Sur sería mejor.

Ver a estos fans animar y gemir de dolor mientras se sentaban hechizados en el juego no podía dejar de notar cómo esto era una celebración de comunidad y cultura.

No era, como mucho guerreros de cultura dicen, un retiro de la realidad y una exploración de narcisismo.

Esto era solo una manera diferente de cómo la gente disfrutaba a otros.

Y era mucha gente.

553496

Treinta millones de personas juegan Overwatch, pero no al mismo tiempo. En un solo momento puede haber algunos 300 mil personas jugando Overwatch, pero el número exacto es un secreto de la compañía.

 

Blizzard Entertainment no quiere decir.

Los números de World of Warcraft son aún más estelares, ya que tiene una suscripción de 5.5 million es de jugadores! Geeks son geniales!

Esto enseña que tan importantes son los videojuegos para nosotros, y cuanto revela de quienes somos nosotros en cualquier momento de la historia.

La historia de los juegos de mesa es un ejemplo interesante de los cambios de tiempo en la historia americana.

En la primera mitad del siglo 19, los americanos jugaban ajedrez y juego de damas pero aún no tenían los juegos de mesa icónicos  que amamos mucho. Uno puede imaginar qué difícil sus festividades serian sin los pasatiempos que tenemos ahora.

Sin embargo, lo que los 1840as no tenían en diversión lo tenían en virtud. Este era el tiempo de el Segundo Gran Despertar, cuando el fervor religioso estaba en lo alto en la nación. Un buen día consistía en atender a un campamento en medio del bosque, bailando con serpientes y hablando lenguas extrañas, a veces por muchos días. Con esta alternativa, no es un misterio porque alguien inventó otra manera para pasar el tiempo.

image-18

En 1843, Anne Abbott inventó un juego de mesa llamado ​La Mansión de la Felicidad​. La idea del juego fue inmediatamente excitante para todos los americanos que llegaron del bosque luego de bailar con serpientes. Moviendo una pieza de juego por una vereda con peligros reflectando los dolores diarios de los humanos de todas partes pretendiendo que ellos eran el juego, en vez de jugar una estrategia.

La Mansión de la Felicidad daba la oportunidad a americanos religiosos a ir en busca de salvación eterna, evitando contratiempos como el perjurio, robo, y embriaguez.

El propósito de este nuevo pasatiempo era para educar a los niños por supuesto. Todos los juegos son didácticos en esta manera, y por eso ofrecen una histórica visión en la que era importante en ese tiempo. En 1843, era importante que los niños vivieran una vida moral y religiosa, con la meta de entrar a la real Mansión de la Felicidad, también conocida como el Cielo.

Como el Segundo Gran Despertar era tan grande y penetrante en las vidas de los americanos, podemos ver a través de La Mansión de la Felicidad que los niños se les estaba enseñando cómo vivir una vida religiosa y una existencia cristiana.

El objetivo de la vida era ser un buen cristiano, y defectos de carácter como la “inmodestia” e “ingratitud” eran vistos como pecados que perjudicaban el alma.

Por esto, los juegos de mesa a través de la historia nos dicen mucho de quienes jugaban y de los tiempos que vivían. Nos ayudan a entender cómo estos juegos han sobrevivido a través de la historia, y nos dan a entender como ellos, o nosotros han cambiado nuestra cultura.

Hoy en día no es probable que muchos niños jueguen La Mansión de la Felicidad. Pero si juegan su descendencia.

Puedes adivinar como se le llama a La Mansión de la Felicidad en el siglo 21?

Por favor, escribe tu respuesta en la sección de comentarios abajo. Revelaré la respuesta en Juegos de Mesa en la Historia, Parte Dos.

Encuéntralo en Historydojo.blog!

Advertisements